Vivir Misiones

SAN IGNACIO

Los jesuitas llegaron a esta zona escapando de las invasiones bandeirantes y mamelucos que los atacaban para atrapar indígenas y venderlos como esclavos. Antonio Ruiz de Montoya llegó junto con 12.000 aborígenes a las cercanías del arroyo Yabebirí, donde refundó Loreto y San Ignacio Miní. Este asentamiento duraría unos 150 años, hasta que la Compañía de Jesús es expulsada de las colonias españolas. Los aborígenes no supieron mantener la estructura diseñada por los jesuitas y comenzó un rápido declive demográfico.

En 1817 San Ignacio fue saqueada e incendiada junto con otras ex reducciones por tropas paraguayas, en el contexto general de anarquía que imperaba en el país. 

La historia reciente comienza con la mensura realizada por el agrimensor Queirel, quien delineó el centro urbano de San Ignacio por orden de Corrientes el 25 de septiembre de 1877. El pueblo nuevo fue fundado el 18 de enero de 1907 con la llegada de los primeros colonos.

Localización

Reducciones Jesuíticas de San Ignacio Miní y gastronomía

Principales
atractivos

Parque Provincial Teyú Cuaré

Situado en San Ignacio, fue creado con la finalidad de proteger un afloramiento rocoso de singular valor paisajístico. Sus cavernas naturales sirven de refugio a numerosas especies de murciélagos. Es un sitio de valor histórico y cultural que ha servido de inspiración al escritor Horacio Quiroga.